VÉRTIGO O MAREO. ¿SABEMOS DISTINGUIRLOS?

xorganos_del_equilibrio_1.gif.pagespeed.ic.I8w1ydAau1.png

VÉRTIGO O MAREO. ¿SABEMOS DISTINGUIRLOS?

nauseated-woman-feeling-dizzy-vector-260nw-2066672066Para reconocerlos, los signos distintivos entre ambos son que:

  • La sensación de mareo es una pérdida de estabilidad, como si “estuviésemos en una barca” y/o notar que podemos desmayarnos en cualquier momento.
  • El vértigo es la sensación de que nosotros giramos alrededor de nuestro entorno o que éste gira y da vueltas a nuestro alrededor, sin poder detenerlo.

Es muy importante, para un buen diagnóstico de estos trastornos del equilibrio, saber que para considerarlo  vértigo , tiene que ir  acompañado de nistagmus (movimiento involuntario de los ojos) y desequilibrio.

¿Qué es el vértigo?

El vértigo es un síntoma muy incómodo… casi desesperante en algunas ocasiones, pero dónde está el problema: ¿en las cervicales?, ¿en los ojos? ,¿en el oído? ¿es una compresión de un nervio?… Vamos a resolver algunas dudas y ver cómo en nuestro centro de  fisioterapia y  osteopatía en  Jaca podemos ayudarte.

Es un síntoma, no una enfermedad y puede aparecer de forma aislada o presentarse como parte de un cuadro clínico correspondiente a una patología.

El vértigo es una sensación de desequilibrio e inestabilidad. Produce inseguridad al movernos, incluso puede producir naúseas y hasta algún desmayo.  Parece que las cosas giran, como si todo diera vueltas. Puede durar instantes, horas o incluso días.  Puede afectar al enfoque ocular y provocar pérdida de audición de un oído.

 

 ¿Posibles causas que lo originan? 

Problemas en la musculatura cervical

Los músculos de esta zona se contracturan y puede generar una compresión de la arteria vertebral o alterar el flujo de la arteria basilar. Esto provoca que se afecten la rama cerebelosa inferior anterior, que vasculariza el cerebelo, y la arteria laberíntica que vasculariza el oído interno.

Una disfunción craneal

El nervio vestibular puede verse afectado por su compresión en los canales intracraneales que recorre debido a una mala movilidad y biomecánica de los huesos, músculos y duramadre craneal, pudiendo alterar la función nerviosa del VIII par craneal.

Falta de movilidad cervical

Una disfunción o hipomovilidad en la columna cervical y en hueso occipital permitirían una compresión en la arteria vertebral o basilar afectando a su flujo, y en última instancia al sistema vestibular.

Falta de movilidad de la columna cervicodorsal

Los niveles vertebrales de la charnela cervicodorsal y dorsales altas, corresponden a los centros medulares simpáticos de control arterial.

Malposición de otolitos

En el oído interno, tenemos tres canales semicirculares, y dentro de ellos existen sustancias (otolitos) que, según la postura en la que nos encontremos, se mueven para posicionarse en una u otra parte de éstos. Estos canales son tridimensionales y en función de dónde se sitúen estos otolitos, el cerebro capta la posición en la que nos encontramos.

Cuando estos otolitos se encuentran fuera de su lugar, o no responden moviéndose a nuestros cambios de postura, la interpretación de la información esta alterada, y esto puede desencadenar vértigo. Este vértigo, en concreto, es el llamado Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB). 

Alteración del sistema propioceptivo

El cuerpo hace uso de tres sistemas distintos para mantener el equilibrio:

  • Vista, nos da información sobre nuestra situación respecto al espacio y los objetos que nos rodean.
  • Oído interno, envía información al cerebro sobre la posición de la cabeza y las distintas aceleraciones que sufrimos al movernos.
  • Propioceptores, receptores localizados en todas nuestras articulaciones. Indican al cerebro la posición de las partes de nuestro cuerpo, para que  involuntariamente, el cerebro sea “consciente” de qué posición global tiene nuestro cuerpo con respecto al entorno que nos rodea.

Estos tres sistemas trabajan de forma combinada y permiten al cerebro saber en todo momento cuál es la situación y posición del cuerpo para proporcionar a los músculos las órdenes que permitan mantener el equilibrio, tanto en una posición estática como cuando estamos en movimiento.

Pero… en algunas ocasiones se producen incoherencias entre la información enviada por cada uno de los sistemas. En estos casos, el cerebro pierde parte de su capacidad de conocer la posición del cuerpo (propiocepción) y responde con una sensación de malestar: los vértigos.

 

Otras posibles causas del vértigo. ¿A qué se pueden deber?

Podemos clasificar los vértigos en centrales y periféricos .

  1. De origen central: son los que se deben a afectación del tronco del encéfalo o del cerebelo, como por ejemplo, los que aparecen en enfermedades vasculares, como los que guardan relación con la migraña, los que se dan en accidentes cerebrovasculares, los provocados por tumores o los que se presentan en casos de esclerosis múltiple, fundamentalmente.
  1. De origen periférico:

-Vértigos por afectación del oído interno, en los canales semicirculares, que es la parte del oído que controla el equilibrio. P. ej: vértigo posicional paroxístico benigno.

-Por afectación del nervio vestibular (VIII par craneal), el cual lleva la información desde esta parte del oído al encéfalo, siendo frecuentes en los meningiomas o schwannomas.

-Iatrogénicos, debidos a tomar algunos medicamentos cuyo efecto secundario es éste.

-Vértigos secundarios a lesiones traumáticas que impliquen daño del oído interno o estructuras cercanas y relacionadas.

-Secundarios a inflamaciones en esta zona del oído encargada del equilibrio (laberintitis).

-Síndrome de Menière.

 

  • Cómo lo tratamos en nuestro centro de fisioterapia en Jaca Vitalia Salud:

Lo primero es tener un buen diagnóstico que nos haga saber la causa, o causas, que provocan los vértigos. También podemos derivar a nuestro paciente al otorrino, para un estudio más específico y concreto del aparato auditivo-vestibular. 

Una vez conocido el origen comenzaría el tratamiento manual , que consistirá en:

-Trabajar la movilidad cervical, para conseguir una vascularización adecuada hacia el cráneo, esto va a mantener la funcionalidad del oído interno y del nervio vestibular. 

-Trabajar la movilidad y maleabilidad craneal natural eliminando tensiones y compresiones del nervio, para favorecer la posición correcta de nuestro sistema de equilibrio, que se encuentra en el oído.

-Trabajamos los músculos extraoculares del ojo, que son muy importantes para la propiocepcion por la cantidad de mecanoreceptores que contienen. estos a su vez influyen mucho en el aumento de la tensión del ojo.

-Realizar maniobras de colocación de los otolitos del oido interno en función del canal semicircular afectado.

En estos casos de vértigos causados por compresiones vasculares o por falta de movilidad en la columna o en el cráneo, gracias a estos tratamientos el paciente consigue eliminar parte o la totalidad de su medicación recuperando su calidad de vida, sin necesidad de depender de fármacos.

Esperamos que esta noticia te haya aclarado las dudas que podías tener sobre  los Vértigos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si sufres de mareos o vértigos .